DANIEL ABREU “LA SOCIEDAD PARECE ENFERMA Y LA CURA NO ES NI EL PROZAC NI EL IBUPROFENO”

Hoy, haciendo la tarea y buscando un histórico en la red encontré esta entrevista.

https://lagenda.org/

Dic 26 2014 por garcia

Algunas cosas que dije han cambiado… y otras no. Y lo más importante es que me recuerda lo que estaba olvidando.

Si tuviera que responder a la última pregunta de «un deseo para la cultura», sería que l@s técnicos y programadores culturales dejaran de pensar que el resto de la población es imbécil, y doy fé que lo he escuchado de much@s y de muchas formas.

Llevo unos 20 años en esta profesión en los que he visitado unos 40 países o más.

He bailado para dos asistentes y para unos 3000. Algunos han sido invitados y otros han pagado entradas muy caras. A veces he estado afectado por la lucidez y otras por el cansancio, ilusionado, enfermo, en buena forma, enamorado o deprimido. Pero no cambió mucho, si hago la media el balance es de cordura.

Con esta experiencia puedo decir que hay un error muy serio al sentar cátedra porque se tiene un poder de decidir quién sí y quién no está capacitado para mostrar algo a «mi público». Argumentando de muchas formas que son ellos los que tienen la verdad sobre nuestras necesidades. Conocen a su pueblo y lo que debe consumir.

Y esto lo digo sabiendo que los que tienen «poder» deberían tener un plus por recibir críticas, más necesarios que el de transporte o dietas. Su trabajo es ese, tomar decisiones que no van a gustar a muchos. Pero por añadir, de vez en cuando, unas vacaciones al mundo, no estarían nada mal.

No se le puede negar a alguien que nunca escuchó Suajili que es raro y difícil, pero como cualquier idioma, al escucharlo te familiarizas. Requiere tiempo y sobretodo como dice Marisol, mirada de vaca (grande y amable).

No comprar entradas no es sinónimo de desinterés, desconocimiento o cualquier cosa que se les pase por la cabeza para justificar la falta de público o los «no hay localidades».

Que 15 amigas te digan que lo que han visto no les ha gustado, y coincidan contigo y tu mal o buen día, no es sinónimo de que algo no funcione. Son otros los baremos.

Hablar de artes castigadas en códigos difusos, habla de mucho más, y no tiene que ver con la buena ejecución profesional ni la valía (ni de los artistas, ni de los interesados o «consumidores»).

Las miradas están sesgadas al mismo nivel. Cualquier persona es digna de hablar de lo sensible porque eso es lo humano. Ocupa el mismo lugar en la sociedad cualquiera que se crea mejor o peor por llevar (o no) gafas de pasta y leer (o no) a Berger, a Ajo o a Hegel.

La cultura no la podemos medir en tablas de excel, se mide cada día en el metro, con la educación en tu país o en uno extranjero, el respeto mutuo a pesar de lo difícil de los días, con la reducción de la violencia (ya sea en destrozos de material urbano o humano) y por no seguir citando en el número de noticias sensacionalistas en televisiones o peluquerías.

Esto se sabe pero no se practica.

Pienso que «la excusa» es el desayuno «pobre en fibra» de una esfera «progre» con acceso a marcas de supermercado, que argumentan que Hacendado es mejor porque es más barato y mucho más rico, y no porque se ha retratado más veces en su pupila y Mercadona es el súper más cercano.

Tu pareja te gusta por lo que tenéis en común y lo común se hace (te invito a buscar el significado de esta palabra).

Hace un par de semanas mi padre estaba frente al televisor viendo alguna película, y tras contarle algo de lo difícil de los días me dijo: «es que ellos se creen que con mover un dedo o levantar una pierna ya está todo hecho, y se olvidan de que es el alma lo que hay que mover y lo que mueve».

Me recordó con esa sencillez que lo duro es eso… No vemos el alma, y por lo tanto no podemos comprarla, así que no interesa.

Sigamos digiriendo excusas, promesas lobotomizadas y agresividad gestual. Sí, por mucho tiempo.

Esto que ahora escribo no cambia nada y no aporta nada nuevo. Lo sé, pero existe una máxima que me gusta mucho: quizás haciendo visible algo desaparece… De momento ha desaparecido la tarde, y llega el hambre de la cena.

Buenas bailadas noches.

FUENTE:

https://lagenda.org/noticias/entrevista-daniel-abreu-canarios-dentro-y-fuera-guimera-26-dic-2014?fbclid=IwAR20G75l87bDNF1euFtrhDJE_O8MgITGNMlyfyYBXe9be9sE4L20xkcJIqU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable José Luis Marrero Medina.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  IONOS.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad